Lo que empezó como un hobby se convirtió en un negocio lleno de pasión