Complejo turístico espera por auditorías