Cañar acató orden de toque de queda