Otra ecuatoriana más que no cumple el sueño americano