Nuevos burócratas listos para abolir al pueblo