Bares y discotecas aún no tienen permisos