Ocho puntos de control policial en los cantones