Vía Biblián-Zhud, un dolor de cabeza para los transportistas